16.8.07

"...Los niños no eligen gobernantes. No son, tampoco, gobernantes. No organizan Estados. No declaran guerras. No destierran a sus semejantes. No imponen políticas económicas ni acumulan capital. No contratan sirvientes. No hacen revoluciones. No difunden utopías.
Los niños no son agentes activos, ni determinantes ni eficientes en la historia de los adultos. Menos aún los niños indigentes. Si queremos mirarlos con la mirada histórica calibrada y entrenada en los sucesos de los adultos, no los veremos. Estarán al margen de ella. Carecen de historicidad en este particular sentido.
¿Es que, entonces, no tienen Historia? ..."


(Gabriel Salazar)



Y la huida es la única moral que cabe en Auschwitz: escapar por la arista de una esquina que siempre está pòr inventar, haciéndole caso al viento. Y es verdad que la evasión es un trabajo lento, incacabable. Ahora lo sé. Pero, en Auschwitz, la única patria posible se llama Fuga.

(Miguel Morey)



"...Había que comprenderlo: para nosotros, la vida no consistía en seguir majaderamente las huellas de papá y mamá. No podíamos repetir el ejemplo que nos daban. No tenía sentido construir nada puertas adentro. No con ellos. No allí dentro. Nuestra única posibilidad radicaba en buscarnos entre nosotros mismos, puertas afuera. En construir algo entre los "huachos", por los "huachos" y para los "huachos".

Estaba claro: teníamos que apandíllarnos, o morir..."


(Gabriel Salazar)